¿Cómo funciona la carga inalámbrica en los Teléfonos?

¿Cómo funciona la carga inalámbrica en los Teléfonos?

cargador inalámbrico

Los teléfonos móviles cada día son más potentes, de hecho hace años que son ordenadores. Los llevamos siempre encima, los usamos para comunicarnos con los demás, además como asistentes personales, consola portátil, cámara fotográfica, biblioteca de consulta rápida y lugar de trabajo móvil. Por eso necesitamos que estén encendidos todo el tiempo que sea posible, de eso lo importante de las baterías

Por eso las baterías son tan importantes y por eso, pese a que no crecen en tamaño como deberían, evolucionan de forma más o menos pareja y añaden distintas características para facilitar su carga. Como la carga rápida o como la carga inalámbrica, que lleva mucho entre nosotros pero está a punto de “vuelve a ser trendy”, tal vez con la suficiente fuerza como para hacerse estándar. En este post  vamos hablar de como funciona

Hay mucha gente consideran inalámbrica como un estándar, y a los que esperan a que se convierta en lo que su móvil promete, una carga que funcione aunque tengamos el teléfono en las manos. Entrar una habitación concreta y que el móvil comience a recuperar vitalidad. Algo que tal vez se llegue a dar en el futuro pero que, al menos por ahora, parece estar más allá del horizonte.

Carga por inducción

De hecho, a la carga inalámbrica habría que llamarla carga por inducción o carga electromagnética, porque es su funcionamiento. El sistema es muy sencillo, dentro de la complejidad de su desarrollo y ejecución. Básicamente, consiste en generar un campo electromagnético y emisor de energía, y lograr captar la energía en el otro extremo. El campo electromagnético lo genera el soporte para carga y el receptor es el teléfono móvil.

Para lograrlo, ambos cuentan con bobinas de inducción electromagnética. El soporte para carga, conectado a la corriente eléctrica, utiliza esta bobina para convertir la electricidad que recibe del enchufe en corriente alterna de alta frecuencia, y a su vez genera con ella un campo electromagnético que queda latente, pues espera la llegada de otra bobina hacia la que poder transmitir la electricidad. La bobina del teléfono móvil.

Una vez que la primera bobina, la del cargador, detecta la presencia de un teléfono compatible con el sistema de carga por inducción, gracias a una señal intermitente que envía de forma regular esperando respuesta, comienza la transmisión de electricidad en el campo magnético. Y así es cómo la energía pasa del cargador al teléfono móvil sin necesidad de conectemos ningún cable entre ambos. Magnetismo es magia.

Teléfonos Apple

De hecho, hasta Apple Apple ha decidido subirse al carro, y su posición como “Rey de los teléfonos de alta gama” no debe ser tomada a la ligera. Apple decidió el pasado año que el estándar de carga inalámbrica de sus teléfonos sería Qi (pronunciado ‘chi’), el más extendido a nivel mundial pero no es el único.

 

De hecho desde esta página recomendamos complementar tu teléfono con los magníficos auriculares inalámbricos I9 mini plus, con hasta 3h de duración de batería. Los podéis comprar clicando AQUÍ

Hoy en día hay decenas de modelos que aceptan la carga inalámbrica, los podéis consultar en el siguiente link

https://www.maxmovil.com/es/moviles-libres/carga-inalambrica.html