Características a tener en cuenta al comprar auriculares (inalámbricos o no)

Características a tener en cuenta al comprar auriculares (inalámbricos o no)

airpods

Hoy en día tenemos que tener en cuenta una serie de características técnicas que nos ayudan a distinguir entre los auriculares de batalla, y los de calidad.

LEER MÁS

Frecuencias.

Antes de conocer los límites del oído humano, conviene saber que el sonido es la propagación de una onda generada por el desplazamiento de un objeto en un medio material. Cada onda tiene una oscilación por segundo, y cada oscilación se conoce como frecuencia. La medida de la frecuencia, es decir, como cada onda oscila por segundo, se mide por  unidad de Hertz.
Desde un punto de vista físico, el  límite de la audición humana se encuentra entre el rango de 20 a 20.000 oscilaciones por segundo (Hertz o Hz), que son los sonidos generados por  fenómenos de vibración.

En las frecuencias bajas, o sea, en el límite inferior, los sonidos se perciben como ritmo. En un rango justo por encima de los 20 Hz, aún podemos distinguir cada oscilación y por lo tanto sentir el sonido como si fueran pulsaciones mientras que en las frecuencias altas – límite superior –   podemos escuchar hasta un cierto límite, siendo muy raro encontrar personas que escuchen sonidos por encima de 16.000 Hz. Se debe tener en cuenta que estes límites disminuyen con la edad u otros problemas que afectan la audición.

Impedancia.

Medida en ohmios, mide la oposición al paso de la corriente. A mayor impedancia se requiere una potencia mayor -más voltaje-, por lo que si vas a utilizar los auriculares con un teléfono móvil o un ordenador conviene elegir unos con una impedancia máxima de 80Ω.

Sensibilidad.

La sensibilidad es uno de los factores más determinantes a la hora de saber lo fácil que será sacar un volumen adecuado de unos auriculares, y suele venir marcada en dB/mW.

Si la impedancia de auriculares es la resistencia a la potencia, la sensibilidad es la capacidad de los auriculares para convertir esta potencia en sonido audible, y por lo tanto, cuanto más alto sea este valor, más alto sonará el auricular para con una misma carga eléctrica.

En un principio, que un auricular tenga una sensibilidad muy alta puede ser indicativo de que es más propenso a producir distorsiones o efectos indeseados a altos volúmenes, aunque esto es relativo y depende de muchos otros factores; un auricular puede tener una buena sensibilidad y sin embargo un bajo grado de distorsión, como está ocurriendo con muchos auriculares magnetoplanares que están saliendo recientemente.

Así pues, unos auriculares con una alta sensibilidad sonarán más alto a igualdad de potencia que unos auriculares con una sensibilidad inferior; uniendo esto con la impedancia de auriculares, podemos por ejemplo tener unos auriculares con 16Ω y 105dB/mW de sensibilidad y otros con 32Ω y 108db/mW, y en función de a dónde lo conectemos el segundo puede sonar igual o incluso más alto, a pesar de tener el doble de impedancia.

Distorsión.

Unos auriculares de calidad tienen que tener una distorsión inferior al 1%. En la gama alta puede llegar hasta el 0,1%.

Cancelación de ruido.

Los auriculares con cancelación de ruido escuchan lo que ocurre en el exterior para generar una onda que contrarresta el ruido ambiental. Funciona bien con sonidos bajos y graves, por desgracia, si el sistema no es de calidad se pueden producir ruidos molestos.

Batería.

Al tratarse de un dispositivo inalámbrico, la duración de la batería es muy importante. Hay que comprobar las horas que dura, y el tiempo de recarga. En nuestra tienda tenéis los auriculares i9 mini plus, con una duración de hasta 3 horas. Los podéis comprar haciendo click AQUÍ